.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Blog

Cultura organizacional: ¿Por qué ahora más que nunca es tan importante?

Valore este artículo
(3 Votos)

Tras la pandemia de Covid-19, nos hemos enfrentado a grandes cambios a nivel social, cultural y laboral. Como consecuencia, la cultura organizacional, se ha puesto a prueba; pues la mayoría de las empresas cambio su modalidad de trabajo, obligándolas a encontrar nuevas formas para continuar con las actividades vía remota.

 

Por esta situación, que no sabemos cuando terminará, debemos de contar con una cultura organizacional bien definida, que sirva como base para tomar decisiones que permitan buscar las mejores alternativas y que al mismo tiempo beneficien a los empleados.

¿Qué es la cultura organizacional?

Antes de hablar más sobre su importancia, definamos qué es la cultura organizacional.

Se refiere al conjunto de valores, creencias, conocimientos y formas de pensar que sirven como una guía para todos los miembros de una organización.

La finalidad de ésta es delimitar el comportamiento de los miembros al interactuar entre ellos, para trabajar en equipo efectivamente.

Por otro lado, busca establecer cómo es la organización, y cómo se relaciona con el exterior (clientes, aliados, etc.)

Está conformada por varios elementos: valores, actitudes, imagen, estructura de poder, así como la razón de ser de la empresa.

También es importante aclarar que la cultura organizacional no es estática, hay que actualizarla constantemente.

¿Por qué hoy más que nunca es tan importante?

Como lo mencionamos anteriormente, la forma de trabajar ha cambiado completamente, por lo que la cultura organizacional de las empresas debe ser evaluada para poder adaptarse a la situación actual.

Colaborar en equipo:

Uno de los puntos clave en esta nueva cultura organizacional, es fortalecer la colaboración del equipo. Si bien, nadie era fanático de de las juntas en modo presencial, es posible que las juntas virtuales tampoco sean el hit de nadie, sin embargo, en el trabajo a distancia, serán fundamentales para poder mantener la comunicación y mantener a todo el equipo al tanto de los avances, nuevas metas y objetivos que se quieren lograr.

Calendarizar llamadas periódicas para compartir información, puede incrementar la colaboración del equipo.

 

Evitar el agotamiento laboral:

Otro punto importante, es establecer horarios laborales. Es probable que los miembros del equipo estén en su casa la mayor parte del tiempo, pero esto no significa que deban de estar pegados al ordenador todo el día. Recuerda que la intención no es cansar al empleado, al contrario, es bueno que tenga momentos de descanso, para evitar el agotamiento laboral.

En relación con lo anterior, debes de aprender a confiar en el trabajo de tus empleados, el que no estén en el mismo espacio físico, esto no significa que debas de estar encima de ellos, vigilando que cumplan con sus responsabilidades. Aprende a delegar y verifica que estén cumpliendo con sus objetivos semanales, en caso de no ser así, entonces sí puedes acercarte para hablar con esa persona e investigar qué es lo que está pasando. 

Cercanía al equipo:

Toma en cuenta que cada uno de los trabajadores está pasando la pandemia de manera diferente. Mientras que unos pueden estar muy contentos haciendo home office, puede haber algunos que lo estén padeciendo más de lo que dicen.

Los hábitos y las rutinas cambiaron, habrá personas que además de lidiar con el estrés constante del trabajo, estén lidiando con hijos en clases en línea, con familiares enfermos, etc.

Por lo tanto, trata de generar espacios para brindar apoyo emocional. Aprovecha la tecnología no solo para cuestiones meramente laborales, úsalas también para asegurarte que tus empleados están bien anímicamente. Esto no solo los mantendrá motivados al trabajar en una empresa en la que sí se preocupan por él o ella, si no que también se verá reflejado en los resultados.

Es trabajo de los líderes mantener establecer un nuevo tipo de cultura organizacional, que se preocupe no solo por los resultados, sino también por las personas.

¿Por dónde iniciar?

Te recomendamos iniciar con la aplicación de una encuesta de diagnóstico de Cultura Organizacional, para que puedas valorar como la perciben tus colaboradores.

Las diferentes preguntas de la encuesta las puedes agrupar en diferentes dimensiones para así facilitar la interpretación de la información. Algunas de las aspectos que puedes diagnosticar son:

  1. Comunicación
  2. Creatividad
  3. Liderazgo
  4. Manejo del conflicto
  5. Participación
  6. Productividad

Puedes apoyarte de plataformas tecnológicas para aplicar las encuestas en línea y de manera simultánea entre todos tus colaboradores, de una manera sencilla y ágil.

Usar esta tecnología, te permitirá monitorear el progreso de la encuesta de cultura organizacional, generar diferentes reportes e indicadores que puedes cruzar con otra información de tu estructura organizacional, para así tener información de cuales dimensiones hay que enfocarse, si existen problemas focalizados en alguna equipo o centro de trabajo, etc.

Si requieres más información sobre como implementar de manera rápida y eficiente estas herramientas, no dudes en contactarnos para poder asesorarte

 

Leído 152 Tiempo Última modificación Thursday, 11 February 2021 21:11