.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Blog

Betty la Fea o la evolución del entorno laboral

Valore este artículo
(0 Votos)

Cuando en su momento se transmitió "Yo soy Betty la Fea" o simplemente "Betty la Fea", no tuve la oportunidad de verla, sino varios años después; y en ese tiempo, la vi con el objetivo de divertirme, sin más, ni más...

En las últimas semanas, dado el confinamiento en el que nos metió el COVID-19, me di la oportunidad de volver a verla, pero ahora con nuevos ojos, con una mirada más profunda y poniendo atención a los detalles (sin pautas comerciales y con la posibilidad de verla a mis tiempos, bendito streaming).

Entiendo que es una comedia, y que probablemente exageraron algunas situaciones y comportamientos relacionados al mundo laboral, particularmente aquellos del mundo corporativo de la Bogotá del año 2000.

Sin embargo, considero que no estuvo tan alejada de la realidad. Los profesionales de recursos humanos no llevamos tanto tiempo hablando de "Mobbing" o acoso laboral, que, dicho sea de paso, fue un concepto que nos explotó en la cara, y que algunos de nosotros tuvimos que enfrentar en nuestro ejercicio cotidiano de gestionar a las personas dentro de las organizaciones.

Betty la Fea está plagada de mobbing, por parte del presidente de la compañía, de algunos gerentes e incluso por parte de colaboradores de menor rango. Hoy en día, pensaríamos que incluso como comedia, las situaciones que se presentan en ésta son inadmisibles, impensables, escandalosas, ridículas y sobre todo en contra de las estrategias de gestión de talento en las que ahora creemos y esperamos que se lleven a cabo.

Pero vale la pena reflexionar, que, aunque es una exageración de la vida real, puede que nos dé algunas pautas de lo que ha evolucionado el entorno laboral, no solamente los últimos 20 años, sino en el último lustro; al menos en México, tenemos poco, muy poco que nos están preocupando a nivel general conceptos sobre factores de riesgos psicosociales en el trabajo.

De hecho, apenas el año pasado, la Norma Oficial Mexicana - NOM035 nos vino a recordar que estábamos dejando fuera de la estrategia conceptos tan básicos y presentes como la fatiga laboral (síndrome de burnout), estrés laboral, acoso laboral, discriminación e incluso acoso sexual; tan es así que una gran cantidad de profesionales de RH han caído en estados de alarma porque reconocen que hay mucho trabajo que hacer, cuando lo que es cierto, si fueran temas de nuestra agenda cotidiana no habría trabajo que hacer, pues ya estaría hecho.

A pesar de todo el camino que nos falta por recorrer, Betty la Fea nos recuerda que hemos avanzado, y mucho, en cuanto a las condiciones del entorno laboral; pues comparado con

los sucesos que observamos en esta tragicomedia, hoy si nos molestan las ofensas que se hacen entre compañeros de trabajo, hoy si nos molestan y nos parece impensable y hasta castigable que un director o gerente nos alce la voz a niveles tan estruendosos que los escuchen en todo el área o departamento.

Sin embargo, tampoco es una lucha que hayamos ganado, si bien una inmensa mayoría de empresas han entendido lo que se necesita hacer para que el espacio laboral sea un espacio de desarrollo, que fomente la productividad si, pero también la felicidad laboral, el compromiso tanto por parte del colaborador como la empresa misma, así como pensar en que el espacio de trabajo es un medio en el que los seres humanos podemos generar una relación ganar-ganar.

Aceptar un contrato de trabajo hoy en día, para una inmensa mayoría de empresas, no significa, como hace apenas una o dos décadas: te vendo mi alma, toma mi tiempo es tuyo, no me voy hasta que se vaya primero mi jefe, sabemos cuando entramos, pero no cuando salimos, el director/gerente tiene que poner el ejemplo, y muchos etcéteras que han ido radicalmente cambiando en el mindset tanto de la alta gerencia como de los profesionales de recursos humanos.

Pero insisto, Betty la Fea me recuerda el camino recorrido, los avances, las mejoras, los triunfos que día con día logramos los que nos encargamos de la gestión de personas en la organización, pero también me recuerda todo el camino por recorrer, todas las luchas que tenemos que seguir teniendo sobre todo a nivel pequeña y mediana empresa en México y quizás en toda América Latina.

Y si, el entorno laboral ha cambiado los últimos 20 años, pero es ahora, en pleno 2020, que veremos la verdadera transición del entorno o espacio laboral, porque este año más que ninguno, nos habla de una nueva realidad, de una nueva “normalidad” de la cual, aunque queramos, no podremos ignorar y mucho menos quedarnos de brazos cruzados.

By Tadeo Olivarrí

Leído 593 Tiempo Última modificación Thursday, 04 June 2020 00:29